Skip to main content

USUARIOS: Omneon cumple requisitos de iglesia

David Gabbitas, ingeniero en transmisiones de LDS Church. Foto cortesía de IRI
CIUDAD DE SALT LAKE — La Iglesia de Jesús Cristo de los Santos de los Últimos Días (LDS) siempre ha aprovechado la tecnología para divulgar su mensaje en todo el mundo. Para ayudar a quienes ven su obra a conocer, sentir y actuar según los principios del evangelio, la iglesia produce una programación para inspirar e informar, que incluye mensajes de sus líderes, actuaciones musicales, documentales y largometrajes.

La iglesia además usa su infraestructura de transmisión para educar y para realizar reuniones con audiencias regionales. El material se distribuye a las audiencias de todo el mundo a través de una red satelital, por Internet y por estaciones de televisión locales.

Uno de los mayores desafíos para proporcionar contenido a todo el mundo es el soporte en varios idiomas que se requiere para una distribución tan grande. Uno de los eventos más vistos y con mayor reconocimiento es la Conferencia General de la Iglesia, que se realiza dos veces al año en Salt Lake City y se transmite con interpretación simultánea en más de 90 idiomas.

La iglesia transmite al mundo vía satélite, entregando videos con definición estándar, junto a unos 40 canales de audio, según los destinos y sus requisitos de idioma. Este sistema ha evolucionado en los últimos 25 años y ha tenido diferentes soluciones de tecnología. Además de su distribución por satélite, la Internet ahora brinda todos los idiomas disponibles para su audiencia mundial y además aumenta las demandas en operaciones de transmisión. Con semejante complejidad y siendo la tecnología moderna evaluada continuamente, un servidor era un requisito obvio y la solución para simplificar el crecimiento de las operaciones de transmisión.

Pudimos establecer nuestro modelo de entrega actual con el sistema de servidores para medios de comunicación Omneon Spectrum.

Este sistema es modular y escalable, y está diseñado específicamente para ingresar material de televisión, producción y aplicaciones de reproducción. Llevó cierto tiempo encontrar la solución ideal para nuestros singulares requisitos de canales con audio múltiple — una solución que pudiera satisfacer la necesidad de administrar esas pistas en un flujo discreto. Con la asistencia de los ingenieros de Omneon, implementamos un sistema Spectrum que pudiera recibir el complemento completo de audio y video, mientras reprodujera simultáneamente más de 150 canales discretos de audio y seis programas diferentes de video.

El sistema se instaló en nuestras instalaciones de Salt Lake City y captura contenido originado para HD, mientras entrega programación en SD vía satélite. Esto nos ayuda a maximizar el uso del costoso ancho de banda satelital y también a dar espacio a la enorme cantidad de canales de audio que acompañan nuestras transmisiones hacia todo el mundo.

El método de administración de audio de Omneon además permite que una sola pista de audio sea reproducida por diferentes canales simultáneamente, dándonos una enorme flexibilidad dentro del sistema y reduciendo los requisitos de enrutamiento externo. Usamos el sistema de servidores Spectrum y sus reproductores dedicados, bajo el control de la automatización NVerzion, para generar las combinaciones de idiomas requeridas en cada segmento de nuestras transmisiones.

Omneon fue la única empresa que pudo cumplir con todas nuestras exigencias y demandas de esta tarea de proporciones considerables. Con la mayor automatización de las tareas de reproducción simplificando las operaciones complejas, a cargo del servidor Spectrum, también pudimos mejorar la previsión de nuestras transmisiones y reducir el tiempo y el hardware requerido para administrar las transmisiones en diferentes idiomas.


-- Sean McFarland es ingeniero jefe de La Iglesia de Jesús Cristo de los Santos de los Últimos Días, y ha estado con esta organización desde 2001.