Skip to main content

DIÁLOGO: Myra Moore aclara aspectos sobre digitalización


Myra Moore, fundadora y presidenta de Digital Tech Consulting (DTC), ha realizado desde 1997 investigaciones sobre la digitalización televisiva en países como Estados Unidos, Israel, Antillas Holandesas y Curazao. Jorge J. Basilago dialogó con ella acerca de sus proyecciones para la transición digital en América Latina.

Myra MooreTV Technology: ¿En qué posición se encuentran los países latinoamericanos para encarar la transición hacia la TDT?
Myra Moore:
En muchos sentidos, están en buena posición porque recién comienzan sus transiciones. Las economías de escala para los equipos profesionales y las tecnologías de compresión más eficientes, de varias maneras, ponen a América Latina por delante de países de América del Norte y Europa Occidental que ya concretaron su apagón analógico. Pero más allá de los avances técnicos está la capacidad potencial de aprender de los países que completaron su transición: aprovechar sus errores y sus resultados positivos es una valiosa oportunidad.

Las cuestiones clave de la transición analógico-digital son básicamente las mismas en todos los países, pero hay algunas diferencias relacionadas con el tamaño del territorio y la población, los hábitos de televidencia y las condiciones económicas entre las tres regiones de América.

TVT: ¿Qué asimetrías existen entre el Caribe, Centro y Sud América?
Moore:
Las diferencias entre los países más grandes en América del Sur y los más pequeños en el Caribe y América Central resultan más evidentes en cuestiones de transmisión transfronteriza. En estos casos, las políticas de espectro y radiodifusión de los países vecinos y los hábitos de los televidentes deben ser cuidadosamente considerados en la planificación de la transición.

Los países más grandes están mejor equipados para tomar decisiones independientes a la hora de seleccionar las normas de transmisión y especificaciones técnicas, ya que un gran número de broadcasters y hogares con televisión ayudan a asegurar que la industria y la ciudadanía tendrán variedad de equipos y receptores para elegir. Esa disponibilidad y los costos correspondientes pueden variar un tanto dependiendo del estándar de transmisión escogido.

Pero para los países más pequeños, elegir normas y/o especificaciones que requieran equipamiento y/o receptores "especializados o personalizados" puede derivar en menos opciones y mayores costos. En estos casos, las autoridades gubernamentales quizás deban prestar mayor atención a posibles subvenciones para receptores.

Cuando el gobierno no puede financiar la totalidad o una parte importante del costo del receptor para la población con mayores necesidades, es muy importante seleccionar normas y especificaciones que garanticen receptores de menor costo. Si bien la realización de análisis de costos de equipos profesionales y hogareños es significativa para cualquier país, resulta especialmente crítica cuando hay subsidios del gobierno involucrados.

TVT: ¿Cuáles son las dificultades más importantes que afrontarán estos países durante la transición?
Moore:
Uno de los mayores obstáculos es la dificultad para fomentar la cooperación y el intercambio de información, especialmente entre los países más pequeños.

Somos conscientes de los esfuerzos preliminares de varios países para formar alianzas pan-regionales, diseñadas para aumentar la eficiencia mediante la selección de normas y especificaciones comunes. Estas alianzas también permiten crear materiales educativos comunes para comercializadores, broadcasters y consumidores. Es una idea loable pero difícil de aplicar, ya que cada sector trae sus propios intereses a la mesa.

Mantenerse enfocado en los réditos que pueden obtenerse a través de esfuerzos pan-regionales es la mejor forma de superar esos obstáculos. Puede resultar difícil, pero los europeos demostraron que es posible con la norma común DVB-T, adoptada en toda Europa y otras partes del mundo. Y hace poco, una coalición de países surafricanos adoptó una norma común.

TVT: ¿En qué aspectos — técnicos, económicos, sociales, etcétera — pueden contribuir usted y su compañía para facilitar la transición en América Latina?
Moore:
Nuestra empresa ofrece servicios de transición en todas estas áreas. Ofrecemos servicios técnicos que incluyen la realización de análisis sobre los estándares y especificaciones, desde la perspectiva de la ingeniería hasta la disponibilidad del mercado.

Desde lo económico, realizamos análisis de costos de equipamiento profesional y hogareño que pueden presentarse a los ministerios de finanzas públicas y a los representantes electos (para asegurar la financiación de las subvenciones).

En el aspecto educativo, producimos materiales diseñados para todos los sectores involucrados en la transición: broadcasters, comercializadores, otros proveedores de servicios de televisión y consumidores.

Hemos tenido conversaciones preliminares con los países de América Latina y la necesidad de planificar servicios es enorme. En muchos casos, los organismos reguladores de la radiodifusión y la gestión del espectro son también responsables de administrar la red eléctrica, las telecomunicaciones, los servicios públicos de gas y agua e incluso el servicio postal.

Para cada país, una transmisión de TDT en toda regla que incluya el apagón analógico, es un programa único para el cual no existe modelo estándar. Tener socios que participaron en las transiciones de otros países tiene un valor incalculable.

TVT: ¿Desea añadir algo más?
Moore:
Sí. Me gustaría compartir con sus lectores una guía muy útil en inglés, De la TV Analógica a la TV Digital: Guía esencial para planificar el Sistema de TV Digital Abierta y el Apagón Analógico, que DTC pone a su disposición en este enlace.

Envíe sus comentarios sobre Diálogo a: rocampo@nbmedia.com.