Capture el momento pero archívelo

Grabar en un formato reducido en velocidad en bitios como MP3 puede tener sus ventajas, especialmente para las grabaciones fuera del estudio.
Author:
Publish date:


Grabar en un formato reducido en velocidad en bitios como MP3 puede tener sus ventajas, especialmente para las grabaciones fuera del estudio. Los archivos de grabación pueden tener una duración mucho más prolongada y ocupar la misma cantidad de espacio de almacenamiento que archivos WAV (PCM lineal) de mucha menor duración. Y además se descargan mucho más rápidamente a través de Internet. Sin embargo, si las circunstancias lo permiten, es mejor considerar grabar en PCM lineal.

Piense en archivar cuando grabe, aunque sólo esté capturando el momento. Nunca se sabe cuándo podría necesitar nuevamente algún material.

La calidad de PCM es muy superior a la de un formato reducido en bitios. PCM es, por lo general, más fácil de editar y puede, de ser necesario, convertirse sin problemas a formatos reducidos en bitios (aquéllos que son populares ahora, y aquéllos que inevitablemente vendrán en el futuro).

Aunque PCM requiere mucha capacidad de almacenamiento, los costos de almacenamiento en pc son casi irrisorios, y cada vez es posible obtener un mayor almacenamiento por la misma cantidad de dinero, y probablemente esto siga mejorando año a año.

Pero en el caso de la grabadora portátil, uno podría verse limitado. Aun si ésta dispone de almacenamiento interno, es aconsejable buscar unidades que puedan aceptar tarjetas de memoria, como SD o micro SD. Verifique si existe una cantidad de almacenamiento máximo con la cual funciona el dispositivo.

Y luego invierta en la máxima cantidad de almacenamiento posible, para que su tiempo de grabación sea lo más prolongado posible. Es muy común encontrar tarjetas de memoria en liquidación.

Prepare sus configuraciones por anticipado, antes de salir a grabar, para que cuando pulse el botón de grabación lo haga de manera automática en PCM a la velocidad de muestreo que necesite.

Hágase la rutina de transferir sus archivos a una computadora o disco duro de modo de tener siempre lugar para más grabaciones. O simplemente invierta en más tarjetas de memoria y guarde las originales (bien etiquetadas y archivadas, por supuesto).

Si las circunstancias lo fuerzan a grabar en MP3, utilice la velocidad de bitios más alta posible, para obtener la mejor calidad de ese formato.