Print Page
Teleamiga de Colombia comunica valores humanos
2/13/2013

Escenografía del programa culinario ‘Sabor de hogar’,
conducido por Luz de Arango.
BOGOTÁ, Colombia — Cuando Teleamiga (canal 45 UHF) inició sus transmisiones en la capital colombiana el 12 de diciembre de 2001, su historia ya acumulaba dos años de trabajo.

Por Jorge J. Basilago

Ese tiempo le tomó a la Fundación Ictus — operadora de la estación — afianzar el diseño y planificación del proyecto, y luego realizar la instalación, montaje y capacitación del personal.

“La idea era hacer un canal de televisión que comunicara valores integrales de vida, educativo y cultural, sin sexo ni violencia, soportado en los valores cristianos en ámbito católico, que sin ser religioso pudiera evangelizar por medio de los diferentes aspectos que conforman la vida”, dijo Diego Arango Osorio, presidente de la empresa.
Decorado de ‘Aprenda y venda’, espacio de capacitación en manualidades para amas de casa y personas esempleadas


Escenografía del programa ‘Salud para todos’
A lo largo de sus 11 años de actividad, la difusora bogotana ha cumplido con creces los objetivos enunciados por Arango. En principio, logró consolidarse en las preferencias de una audiencia multitarget — hombres y mujeres a partir de los 18 años, pertenecientes en su gran mayoría a las capas medias y populares de la sociedad —, que comparte y apoya fielmente su línea ético-artística.

“Hemos vencido muchos paradigmas, como aquel que dice que el morbo popular, el sensacionalismo y las bajas pasiones son los que venden en televisión”, dijo el entrevistado.

En la actualidad, Teleamiga produce el 95 por ciento de los programas que difunde, y el éxito de estos es uno de los pilares que sustenta su crecimiento como empresa. Desde 2001, su personal se multiplicó por 10 — hoy supera el centenar de colaboradores, tras iniciar operaciones con un plantel de 16 profesionales —; genera interés y demanda constante de los sistemas de cable para integrarlo a su grilla; llega a toda Colombia y más de 50 países a través del satélite New Skies NSS806; ha realizado proyectos conjuntos con canales de Brasil, Venezuela, Ecuador y México, entre otros países; y cuenta con una incipiente línea de exportación de contenidos.

Escenografía del programa ‘Decoremos juntos’, presentado por el decorador Gerardo Rueda.


Los logros mencionados permitieron al canal desterrar otra idea repetida como verdad absoluta: que las organizaciones sin fines de lucro son incapaces de conducirse con criterio empresarial. La difusora presidida por Arango no es un emprendimiento comercial, pero no sólo no tiene deudas sino que genera excedentes en el ejercicio de sus operaciones. Entre sus principales vías para obtener ingresos económicos se cuentan patrocinios, auspicios, donaciones, publicidad, producción, eventos y otras líneas de negocio acordes a su perfil. “Desde la promoción e inicio hemos contado con el apoyo de la Universidad La Gran Colombia, que es aportante de la Fundación Ictus, operadora del canal”, dijo el ejecutivo.

Decorado del espacio de fe ‘Sanando tus heridas’, donde las personas piden oración y liberación, y se tocan diferentes temas religiosos.
Gracias a su solidez económica Teleamiga también mantiene un constante fortalecimiento de su infraestructura tecnológica, aspecto en el cual invirtió algo más de US$4.000.000 recientemente. “Todo el canal está digitalizado hasta llegar al transmisor, irradiamos aún en analógico y en satélite se convierte a digital”, dijo Arango, para agregar que el desafío a corto plazo es culminar la migración a HD, formato al que consideró como “la televisión del futuro”.

Mientras se concreta esta renovación, el canal utiliza transmisores, antenas y microondas Screen Service; switchers JVC HD, Datavideo digitales y Panasonic analógicos; consolas de audio Mackie; generadores de caracteres Datavideo HD y Compix digital; servidores de video PC; cámaras de estudio Panasonic y JVC; cámaras de exteriores Panasonic y Canon; sistema de edición Avid 6.0 con tarjetas Blackmagic en entorno MAC; iluminación Lowe y Colortram led; micrófonos Sennheiser e intercomunicadores ClearCom.

La operadora Diana Castro, en el control maestro de emisión de Teleamiga
“Todos los equipos se han adquirido después de un estudio del Departamento Técnico y el criterio de compra ha sido por tecnología, calidad y costos, como también garantía”, dijo Arango.

Por otra parte, Arango señaló que Teleamiga proyecta iniciar en 2014 sus transmisiones bajo el estándar DVB-T2 adoptado por Colombia. Pero, no obstante, advirtió que la TDT no les interesa mucho: “Las regulaciones son muy complejas y la televisión por aire en Bogotá y Colombia es muy baja, no más allá del 12 por ciento con tendencia a disminuir aún más y crecer la televisión por suscripción”, dijo.

Control maestro de uno de los siete estudios de Teleamiga


Si bien la difusora atraviesa un presente aliviado en lo particular, que le facilita encarar y concretar sus proyectos, esto no implica que escape por completo a las dificultades que la realidad colombiana le plantea al sector broadcast. Entre estas últimas, Arango lamentó la acelerada disminución de la televisión aérea, los altos costos de irradiación — en especial con la adquisición de nuevas tecnologías de transmisión —, las exigentes normas para canales no comerciales — sobre todo para los de contenidos temáticos — y las posibilidades comerciales que, en su opinión, resultan “restrictivas y nada atractivas para los anunciantes”.

Asimismo, el ejecutivo anticipó que en 2013 y los años sucesivos el canal enfrentará “retos grandes en expansión, programas y crecimiento de la audiencia”, para los cuales ya tiene definidas algunas estrategias.

Control maestro durante la emisión de ‘Salud para todos’. De izquierda a derecha: Vanessa Sandoval, asistente de producción del programa; Edgar Jaimes, director de cámaras; y Liliana López, sonidista


“En programación estamos produciendo dramatizados, miniseries y el siguiente paso son telenovelas con contenidos de valores, tanto para nuestro canal como para el mercado nacional e internacional”, dijo Arango, quien también consideró importante fortalecer el noticiero “Las Buenas Noticias” y la realización de programas en vivo de tipo magazín.

Por último, Arango apuntó que con cierta frecuencia realizan “cambios audaces” en la imagen corporativa del canal, aunque siempre “manteniendo con rigor y celo la línea filosófica y lenguaje de escena”. Los resultados de todas estas medidas, sumados al compromiso y dedicación del personal, contribuyeron para que la empresa cumpliera todas sus metas y objetivos en el corto, mediano y largo plazo.

Datos adicionales
Algunos datos adicionales sobre el funcionamiento de Teleamiga: posee un edificio propio con siete estudios totalmente equipados, en un área de casi 5.000 metros cuadrados; su personal se organiza en seis áreas básicas — producción, técnica, programación, operativa/servicios, financiera y comercial — y transmite 24 horas al día por aire, satélite y a través de su sitio Web.
“Teleamiga ha demostrado en estos 11 años de estar al aire que se puede hacer televisión con bajos costos, pero con calidad, cuando se utiliza bien el talento humano y los recursos a disposición”, dijo.


Jorge J. Basilago es periodista independiente que cubre el acontecer mediático y cultural desde Buenos Aires, Argentina.
  Print Page